¿Cómo funciona el procedimiento de Segunda Oportunidad?

Este procedimiento va dirigido a cualquier persona física, concepto que incluye a particulares, familias, consumidores, emprendedores autónomos, trabajadores… Cualquier persona que se encuentre en una situación de sobreendeudamiento.

Se trata de un mecanismo legal destinado a deudores responsables. Por ello, se verifica el historial de cada persona para valorar si ha sido un buen pagador en el pasado y si ha cometido alguna irregularidad financiera, entre otras cosas. Normalmente para quedar exonerado de una deuda se requiere un compromiso y colaboración por parte del deudor.

Además, existe un límite cuantitativo: no podrán acogerse a este procedimiento quienes deban más de 5 millones de euros.

¿Cuáles son las fases del proceso?

Negociación extrajudicial

El primer paso es intentar ayudarte a llegar a un acuerdo extrajudicial (es decir, sin acudir a los tribunales) con tus acreedores y reestructurar tu deuda. La clave es alcanzar un equilibrio entre tu derecho a empezar de cero y el de los acreedores a ver satisfecha su deuda. En este procedimiento es posible acordar quitas de la deuda o aplazamientos de pago, entre otras cosas.

Concurso de acreedores

En caso de no alcanzar un acuerdo por la vía extrajudicial, el siguiente paso será un procedimiento de concurso de acreedores ante el juez, que se abrirá directamente en fase de liquidación.

Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI)

Si tus activos resultan insuficientes para hacer frente a tus deudas, se podrá solicitar al juez la liberación de toda o parte de tu deuda a través del llamado ‘Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho’ (BEPI). Gracias a esta herramienta, podrás librarte de determinados créditos e incluso cancelar la totalidad de las deudas pendientes, tanto privadas como públicas, cuando se cumplan ciertos requisitos.

Recuerda que un crédito exonerado es un crédito extinguido: si un juez ‘perdona’ una deuda, tu acreedor no podrá volver a molestarte porque será como si la deuda dejara de existir.

¿Cuáles son lo requisitos para ver perdonada tu deuda?

Si tu voluntad es la exoneración total de tu deuda, estos son los requisitos mínimos que marca la ley:

  • No debes ser culpable de tu deuda: técnicamente, lo que exige la ley es que no seas objeto de un concurso declarado culpable, es decir, es necesario que no hayas contribuido a la generación o agravación de tu estado de insolvencia mediando dolo o culpa grave, que no hayas incurrido en alzamiento de bienes u obstaculización de embargos, que no falsificaras ni ocultaras documentos…
  • No puedes haber cometido delitos contra el patrimonio (robo, hurto…), contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso. Si existiera un proceso penal pendiente, el juez del concurso deberá suspender su decisión respecto a la exoneración del pasivo hasta que exista sentencia penal firme.
  • Debes haber intentado alcanzar un acuerdo de forma extrajudicial.
  • Además, si no has sido capaz de responder al pago de ciertos pagos concretos que te detallará tu abogado, deberás aceptar someterte a un plan de pagos; no haber incumplido tus obligaciones de colaboración; no haber obtenido este beneficio en los 10 últimos años; no haber rechazado en los 4 años anteriores a la declaración de concurso una oferta de empleo adecuada a tu capacidad; y aceptar de forma expresa, en la solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho, que la obtención de este beneficio se hará constar en la sección especial del Registro Público Concursal por un plazo de cinco años.

¿Hablamos?


Deja atrás tus deudas.


 




     
    Abrir chat