El número de personas que, ante una situación de insolvencia, recurren a la Ley de Segunda Oportunidad en Canarias va en aumento. En La Palma la Justicia ha liberado a un matrimonio, con hijos menores a su cargo, de una deuda de más de 43.300 euros que acumularon a causa de un tratamiento médico.

D. H. y C. M. recurrieron a la Ley de Segunda Oportunidad cuando ya no podían asumir más el peso de las deudas que habían contraído al recurrir a préstamos de distintas entidades financieras. El despacho de abogados especializado, Canarias Sin Deuda, ha llevado a cabo la tramitación del caso que ha finalizado con la cancelación del total de la deuda acumulada.

D. H. explica: “Antes del proceso, ninguno de los dos cobraba, debido a la crisis, el cien por cien del sueldo, lo que nos llevó a acumular muchas deudas de pagos pendientes. Al no poder pagar, pedíamos más préstamos, nos los concedían y destapábamos un agujero para tapar otro. Era una situación insostenible”.

Según explica la gestora jurídica de Canarias Sin Deuda, María Medina, “La situación de esta pareja era realmente compleja, con dos hijos a su cargo y 43.300 euros de deudas con varias entidades financieras distintas cuyos intereses se iban incrementando sin parar”. 

“La cancelación no solo ha supuesto una nueva oportunidad, sino que durante el proceso, las personas que se acogen también aprenden de alguna forma a evitar caer en los mismos errores por su desconocimiento financiero. Es un proceso duro pero que realmente puede cambiar la vida de estas personas y devolverles la salud económica”, añade.

Ir arriba