La Ley de Segunda Oportunidad permite a una vecina de Las Palmas cancelar 57.500 euros en deudas y recuperar su libertad financiera. A. E. P., clienta del despacho de abogados Canarias Sin Deuda, se vio en una situación de insolvencia debido a los intereses derivados del uso de tarjetas de crédito y la necesidad de recurrir a préstamos.

Su precaria situación económica, al no llegar a percibir el Salario Mínimo Interprofesional, le impedía cubrir sus gastos vitales, así como cualquier gasto imprevisto o extraordinario, por lo que recurrió al pago mediante tarjetas de crédito y otros productos financieros, desconociendo los intereses elevados que iban acumulánose. Para hacer frente a las cuotas de las tarjetas y cubrir sus gastos vitales, solicitó préstamos, con lo que su deuda se fue incrementando hasta una situación de insolvencia que se hizo insostenible.

El abogado de Canarias Sin Deuda, Samuel Díaz, responsable del despacho en Gran Canaria, explica que “La Ley de Segunda Oportunidad es una herramienta fundamental para aquellas personas que se encuentran en una situación de sobreendeudamiento y que no pueden hacer frente a sus obligaciones financieras. Esta ley brinda la oportunidad de cancelar las deudas y empezar de nuevo, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos y se sigan los procedimientos establecidos. Desde una perspectiva jurídica, es importante contar con un buen asesoramiento para asegurar que el proceso se lleve a cabo de manera efectiva y eficiente. Además, es necesario evitar realizar actos que puedan suponer trabas para el procedimiento.»

La Ley de Segunda Oportunidad para empezar de nuevo

En este caso, “la situación personal y profesional de la clienta le llevó a acumular una alta suma de deudas e intereses por el uso de estos productos financieros». Al no poder hacer frente a los pagos de las deudas acumuladas con los ingresos que en ese momento percibía, pudo acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. Debemos añadir que, en el caso de A., se ha podido mantener el vehículo.”

Por su parte, A. asegura que todavía no se cree que haya podido cancelar todas sus deudas. Considera que esta ley le ha cambiado la vida y que estará siempre agradecida. «A las personas que no sepan si empezar el proceso, les diría que confíen plenamente, que no tengan miedo y que tengan mucha paciencia, porque de todo se sale”, apunta. 

Según datos del despacho de abogados Canarias Sin Deuda cada trimestre unas 100 personas en Canarias inician un procedimiento de este tipo. En los últimos meses se ha producido un aumento en el número de personas que recurren a este mecanismo legal. Siempre que se cumplan con los requisitos exigidos, ofrece alivio financiero y la oportunidad de empezar de nuevo sin deudas. Además asistimos en este momento al al final de la tramitación de muchos de los casos que se iniciaron en los últimos dos años por la crisis de la pandemia. 

Los principales requisitos que establece la Ley de Segunda Oportunidad para poder llevar a cabo la cancelación de todas las deudas son demostrar que el deudor ha actuado de buena fe y no tener antecedentes por delitos contra el patrimonio o de carácter socioeconómico, entre otros.

Ir arriba